sábado, 25 de septiembre de 2010

Descendéncia.

No traer hijos a este mundo es una opción "puramente" racional, lógica y subjetiva.