jueves, 30 de septiembre de 2010

Continuidad.

Conocemos mil maneras de sobrevivir. Estamos evolutivamente diseñados para la cruda supervivéncia, pero no nunca más allá de nuestros tristes genes. La vida no tiene ningún sentido, corremos hacia el futuro sin meta alguna.

Buscando un sentido a la vida.